logo

O R G O N izando

Produzido por José Guilherme Oliveira
pfc


 
 

DE LOS MIL OJOS SOBRE EL CUERPO

MARCELO CALCAGNO

© 1999 - Direitos Autorais Reservados - O autor autoriza a reprodução deste artigo desde que sem fins comerciais, sendo citada sua autoria e feita referência à esta página, situada em http://www.orgonizando.psc.br/artigos/mil-ojos.htm. Caso sejam citados trechos do artigo, solicitamos cuidado para que o sentido da citação fora do contexto não venha a ser deturpado ou passível de má interpretação.

Resumo

En este artículo trabaja sobre la idea que existe un elemento por encima del encuadre; la psicología social lo denomina dispositivo. Este elemento es importantisimo en lo referente a lo que podemos ver dentro del encuadre. Nos marca lo que se puede ver y lo que no. Por lo cual nos limita en nuestro trabajo, así como nos arroja luz sobre lo desconocido, pues encauza la acción en sus carriles.
Toda teoría esta determinada por el dispositivo, del tipo que sea, incluso si no hay una teoría a confirmar.

Una muy buena pregunta es....si nos determina en lo que vemos y en lo que no vemos, ¿todo queda relegado a su domino?, ¿todo es controlado por este elemento?, ¿cómo podemos salir de sus efectos?.

En el otro aspecto, ¿qué subjetividad se va construyendo en la clínica marcada por el encuadre y el dispositivo, si este nos permite ver lo que nos muestra y nada más?. O pasado a otro plano, cuales son las garantías epistemológicas de mi actuación con la subjetividad del otro. ¿quién me da(a mí) y LE da al otro las garantías de que mi intervención es para bien de él y no un juego caracterial mío?. ¿Todo se puede medir con la idea de que hago el bien al otro y nada más?.
 

DE LOS MIL OJOS SOBRE EL CUERPO


Cuando retomé formación,  una de las compañeras, esta nueva en el grupo,  nos  contó  que había realizado ejercicios con un  método llamado Fender Krais.  Sin duda que los ejercicios tenían un fundamento  teórico  que le daban  el  respaldo  correspondiente. Según Paola, la nueva compañera, esta forma de abordaje corporal, ya que de última era esto, tenía resultado. Por lo menos en ella, y en algunos de los integrantes de ese grupo.

Luego de esto,  me quede pensando,  en algo que poco a poco se me hacía  figura. Estos pensamientos  fueron  tomando forma  en el correr del tiempo. Había escuchado otras líneas  de abordaje corporal tiempo atrás, y a partir de ahí, se había empezado a formar una gestalt, inconclusa al principio, sin buena forma.  Hasta que cuando escuché a Paola se me cerró. Sé logró la buena forma.

Me quedé pensando específicamente sobre lo corporal(ya que eso estoy estudiando, pero se puede generalizar a otros objetos de estudio). Hay una gran cantidad de teorías sobre lo corporal, que  se plantean específicamente una función  terapéutica o no.  Cada  una de ellas plantean una forma de abordaje específico sobre el cuerpo, sobre lo corporal. De última plantean un  dispositivo(1)  sobre lo corporal, del cual esperan determinados resultados. Señales específicas del cuerpo, resultado determinado por un lado, por el dispositivo que se monta en el cuerpo, por el otro, las determinantes físicas-sociales que determinan ese sujeto en esa cultura específica.

Estas  ideas fueron tomando forma cuando me hablaban de como  las diferentes  teorías  corporales producían  diferentes  resultados terapéuticos. Parecía  que cada teoría trabajaba sobre un cuerpo diferente, pero al final, es el mismo cuerpo físico. De ahí  mi maravillarme al percibir que el cuerpo es tan versátil para producir diferentes resultados.

Leyendo a Wilhem Reich en “La Función del Orgasmo”(2)  nos contaba que en 1933 en la ciudad de Copenhague, trató a una persona con resistencias, las cuales estaban localizadas en el cuello. Trabajando con un “enérgico ataque” las defensas cedieron, pero a la persona los colores le subían y bajaban, por lo cual Reich pensó que “Algo había ocurrido aquí que de algún modo era inherente al proceso terapéutico, pero al principio era ininteligible”, ante lo cual saca la conclusión que “Los afectos se habían hecho sentir somáticamente después de haber consentido el enfermo en una actitud psíquica defensiva.”(Subrayado del libro). Apareció algo que si bien había visto en menor cantidad en otras personas, aquí se vislumbró en toda su esencia. El dispositivo montado en la consulta clínica desencadenó la reacción del sujeto. Si bien se vio en el cuerpo de la persona tratada, una cosa desencadenó a la otra. El propio Reich lo percibió, como leemos en el fragmento, pero nunca ahondó en los elementos demarcadores del trabajo clínico.

Si bien trabajó sobre la técnica, nunca se percató que la clínica se basa en un aparato montado sobre la reunión de la/s persona/s que determina la consulta, pues hace jugar a los participantes en una trama que esta determinada por el dispositivo, y no por la consulta en sí. Si hubiera visto esto, descubriría que la consulta clínica individual, es solo un grano de arena en la playa de la gente que quiere ayudar a otra a solucionar su padecer.

Estas  ideas  me llevaron a pensar sobre las teorías del objeto-sujeto  en  la investigación de la epistemología, y de los dispositivos en la  Psic. Social.

Todo  estudio  realizado  a  un  objeto  cualquiera,  produce  un dispositivo  de  investigación  echo para esto,  con  todas  las características  que  enuncia la Psic. Social  al  respecto  del concepto  dispositivo.  Este va acompañado de una ideología,  una especie  de lentes que me pongo para ver a mi objeto de  estudio. Pues cuando le pregunto a mi  objeto,  parto  de  determinadas premisas de su funcionamiento que no son inocentes, ni objetivas. Pues  tienen  una  orientación  y  un  sentido  determinado. El dispositivo creado no es inocente,  por lo cual tiene un sentido, tiende a algo.  Puede que sea la investigación sin  la  premisa  de confirmación,  por el puro hecho de ver que sucede. Pero tampoco es  inocente,  pues el dispositivo ejerce ciertos efectos sobre el objeto. Lo hace jugar ciertas cartas. Lo cual rompe la idea  de neutralidad  del  objeto,  aunque  no tengamos teoría o idea a confirmar. Por lo  antedicho, el objeto y el sujeto no son neutros, jamás, todos están maniatados en cierta forma  por el dispositivo creado para su abordaje, lo que quiere decir, que no es más ni menos que una producción social de un momento histórico determinado, como lo plantea Michel Foucaul en “El nacimiento de la clínica”. Tanto sea de investigación, como terapéuticos o de otro tipo.

Toda  teoría  sobre el conocimiento de  cualquier tipo,  produce modificaciones en el objeto,  para que se comporte, en cierta medida, de la forma en que la ideología entiende su forma de funcionar, por ej. Si presiono por debajo del omoplato izquierdo la persona se puede poner a llorar, yo a ese acto sin sentido le otorgo una explicación, la persona reactiva su memoria celular y se une a su historia, ¿con qué ojos se mira?.

La teoría del dispositivo nos comenta que esta tecnología, genera líneas de luz y de sombras. Lo cual nos dice que hay cosas que uno puede percibir y  otras que no.  Por la ideología utilizada  en  la  misma. Solamente  cuando  aparece  un  analizador(elemento capaz de explicitación  de lo oculto)nos permite ver lo que usualmente no podemos ver. Produciendo un elemento del orden de lo  inesperado. Es lo que nos deja perplejos, lo que se tendría que haber dado de una forma, se dio de otra. Aquí lo importante es tratar de percibir lo que pasó con las variables en juego para llegar a una suerte de explicación, teniendo en mente los elementos en juego(dispositivo, analizador, consultante o grupo, ideología, etc).

Cuando  las  cosas que aparecen se  muestran  como  cuestionando, en algún punto a la teoría, para mí, es la parte más rica.  La que me dice que mi teoría se fraccionó en algún punto y por algo. La que me muestra las grietas de mi teoría. Las que hay que  seguir,  para  ver a donde llegamos. Pues existe un elemento que muestra algo que no se podía ver anteriormente.

No planteo una negación de las diferentes teorías, ni tampoco un nihilismo de tipo Nitzschiano. Lo que dijo es que  todas las teorías que conocemos producen en alguna sentido un  efecto determinado. Pues el dispositivo esta armado así, por lo tanto va a producir ciertos  efectos. Nuestro objeto de trabajo se construye y deconstruye a partir del ingreso a ese dispositivo. Lo cual nos marca una realidad. Cuando viene un paciente, construimos su subjetividad a estudiar en el momento del ingreso de la persona al dispositivo. Y existen según esto tantos "psiquismos" como teorías  lo aborden,  produciendo un efecto de multiplicación  de psiquismos-teóricos que se encarnan en la corporalidad del aquí y ahora.

Por lo anterior me quedo pensando dos preguntas.

Primero, ¿quién me dice a mí que lo que estudio es así?.

Lo  cual me lleva a pensar en las garantías epistemológicas de la teoría con la cual se trabaja.  Ya que estudio para trabajar con lo corporal, me quedo preguntando, ¿existe una epistemología de lo corporal?. Yo no la conozco. Pero si existiera, ¿tiene alguna forma  de  salir del efecto del dispositivo?. Lo cual me lleva a otra  pregunta. ¿Existe  alguna  posibilidad  de   salir del dispositivo?. Más  allá de las líneas de fuga que se puedan dar, ¿podría  existir un efecto sin la intervención del  dispositivo?. Pienso que tendría que haber en algún punto, en algún sentido. Un escape de la jaula de los procesos. Aparte, cuando le decimos al paciente que haga determinados ejercicios, en su casa, muchas veces, el no conoce lo que va a pasar, o para que sirve el ejercicio. Pero sin  embargo el efecto que buscamos se produce igual. El cuerpo reacciona como esperamos que sea.

Cuando alguien masajió a otra persona y esta empezó a llorar, fue un momento creativo y productivo. Hubo algo del orden de lo inesperado,  de lo misterioso. En lo cual el cuerpo reaccionó de una forma espontanea, sin sobrecodificaciones teóricas que desvirtuaran el hecho.  El fenómeno fue indagado,  y se llego a una relación de tipo cuasi-causal. Y lo realizamos así cada vez, y eso dio la teoría y el dispositivo terapéutico que lo acompañaba. El seting terapéutico. Pero el cuerpo, ¿entiende de relaciones  causales?. Creo que el trabajar lo corporal y  en cierta  medida lo psi, es del orden de lo  inesperado, de lo novedoso y lo  creativo. No olvidemos que cuando trabajamos con el cuerpo trabajamos con energía, y con el efecto de afectación de los cuerpos hablado por Luis Goncalvez(3) . Por lo cual adentrarnos en  la experimentación  es  adentrarnos en lo no explorado, en lo espontáneo del cuerpo, por no tener sobrecodificación teórica, pero si una sobrecodificación del capitalismo en cuanto a su domesticación.

Segunda pregunta, ¿qué "cuerpo" tanto físico, como teórico trabajo en el día a día?.  Pregunta muy importante, la cual nos determina lo que vamos a ver,  como lo vamos a ver, y lo más importante, lo que  no vamos a ver.  Esto me lleva de la mano de lo ético en  el  trabajo psicológico,  y porque no de lo estético en el mismo.

Sin  adentrarme  en  algo  tan profundo,  pienso que  si  hay  un dispositivo que va más allá del encuadre que pueda crear, voy  a percibir  determinados elementos del sujeto que me van a permitir ver  lo  que  pasa con el consultante. El dispositivo me va a seleccionar cosas para ver, dejando afuera otras. Y muchas veces, elementos nuevos, del orden de lo diverso, de lo inesperado  se cuelan en la consulta.  Por lo general,  en la clase,  siempre se dice  que es el dispositivo el que crea estas situaciones nuevas; pero  me quedo pensando si siempre es el dispositivo el  que  los genera, o son líneas de escape del dispositivo

¿No  habrá   algo del orden de la resonancia personal de los dos sujetos de la  consulta,  que  muevan  esos  elementos  nuevos, novedosos?. Tema interesante pues me hace pensar en la resonancia vibratoria de los cuerpos, y junto a esto de la transferencia. Si los sujetos tienen enganche o resonancia si puede haber creación, pues de última trabajamos con la energía, y con la capacidad de curar de los cuerpos, pues lo corporal tiene posibilidades de sanación, y esos elementos más misterioso se ponen en juego con lo vibratorio, con energía que se libera. Con la capacidad de sentir, y resonar con la historia del consultante.
Me hace acordar una anécdota, la cual en un lugar donde viví, cuando ponía la música en determinado volumen, la puerta de la calle vibraba con determinadas frecuencias, lo cual me gráfica la posibilidad de resonar de los consultantes. Si nos ponemos a percibir nos daremos cuenta que el resonar en la misma frecuencia, sin nada más que hacer, ya tiene en algún punto algo de terapéutico.
Por lo cual amar a otro no es más que resonar en su misma frecuencia. Incluso podría decir que hacer el amor con otra persona puede seguir una formula la cual es que la resonancia de lo cuerpos es proporcional al orgasmo que se alcance juntos, que sin duda se puede quebrar la formula si las personas son de tipo narcisistas.

Puede ser que en ciertas circunstancias el dispositivo terapéutico sea el que genere lo nuevo, pero creo que no siempre, ni  es el único llamado a hacer rodar el psiquismo en aras de  lo diverso.
 

MARCELO CALCAGNO 1999
 

Notas

1)   La idea de dispositivo fue pensada por Michel Foucault, este observó que  ciertas cárceles tenían una disposición especial de las celdas, la cual hacía que los carceleros miraran las celdas de los presidiarios, pero estos no podían ver a sus carceleros. La idea le llamó mucho la atención al pensador, que en lugar de prestar atención a la parte arquitectónica, le dio interés a la parte psicológica.
Vio que era una disposición que hace referencia a líneas de fuerzas.  Llamó a esta disposición, dispositivo, pues tenía una intencionalidad, en este caso el control de los reclusos. Pero si uno percibe con atención verá que hay características que definen a este modelo, una de las más importantes es la economía. Pues con dos carceleros se puede controlar gran cantidad de personas. O sea, que una de las características particulares de los dispositivos, es la economía. Otras son líneas de visibilidad e invisibilidad. Lo que se puede ver y lo que queda oculto. En el caso mencionado, lo que se ve son las celdas, con los presidiarios, lo que no se ve son los carceleros. Tiene otras características pero las que más utilizo son estas dos.
La idea particular que tengo de dispositivo, es un aparato de tipo ideológico, que utiliza ciertas tecnologías para producir ciertos efectos en los que pasan por su pasaje. Una idea más clara puede quedar con un ejemplo, en un lugar de formación de cualquier tipo. La gente pasa por un dispositivo determinado para aprehender algo. Puede ser para aprehender computación, psicología o cualquier otra cosa. Las personas pasan por un aparto(talleres, cursos, prácticas, teóricos, etc.) lo que asegura por el pasaje mismo un retener determinados conocimientos y producir determinados efectos ideológicos, que por lo general tiene que ver con pensar, sentir y vivir de determinada forma algo. Lo que en Psicología Social se llama producir efectos de subjetivación en las personas que pasan por el dispositivo.
 
2)  “La Función del Orgasmo”, Wilhelm Reich; edición Paidós, pág 211
 
3)   “Análisis Bioenergético” devenires corporales de la clínica y de la edagogía. C.E.U.P. 1997
linha
 Este é um sítio para se compartilhar as fontes da vida: conhecimento, amor e trabalho.
This is a site for sharing love, work and knowledge.

Web page http://www.orgonizando.psc.br/artigos/mil-ojos.htm

linha