O R G O N i zando

Psicoterapia Corporal
e Orgonomia 
desde Wilhelm Reich

¿Qué es la craneopuntura?

Dr. Carlos Inza

Cuando uno decide aventurarse por mares lejanos, tiene que tener el coraje de perder de vista la costa. Cristóbal Colón

 

T

al vez el doctor Jiao Shunfa haya guardado en la retina los paisajes de dos costas (la acupuntura tradicional china y la neurofisiología moderna) mientras dirigía su vista en el mar intentando llegar a tierra firme, un lugar diferente que reuniera el paisaje interno con la necesidad de algo nuevo. Pues bien: Jiao Shunfa encontró ese sitio, un paraje apasionante y alentador llamado Craneopuntura pero también scalp o acupuntura cerebral.

La idea básica es utilizar líneas o puntos de acupuntura situados en el cráneo para estimular algunas áreas específicas del cerebro y, así,  tratar distintas enfermedades. Cuando comenzó esta aventura, allá por 1970, Shiunfa conjeturó que así como hay puntos de acupuntura ubicados en tórax, abdomen y espalda a la misma altura de los órganos y que suelen ser muy eficaces para tratarlos, también éstos podrían existir en relación de cercanía con el cerebro. Y si es así, no hay dudas que estos puntos debían estar ubicados sobre el cráneo. También pensó que en la antigüedad no se sabía gran cosa sobre el cerebro, pero hoy en día los avances en el conocimiento de la ubicación cerebral de las distintas funciones, permiten acceder a un desarrollo (al menos hipotético) de zonas ubicadas en la piel con posibilidad de estimular la corteza cerebral y producir buenas respuestas terapéuticas.

Y no se equivocó: después de los primeros intentos tímidos, tibios y fracasados (como corresponde), la idea comenzó a funcionar y sus escasos pacientes a caminar con solidez por el camino de la recuperación. Eso de caminar con solidez no es pura metáfora, ya que esos pacientes habían sufrido accidentes cerebrovasculares con las conocidas secuelas: parálisis, paresia, afasia, etc. y Shunfa delineó sus primeros ensayos trazando sobre el cráneo dos líneas que llamó área motora y área sensorial, ambas como proyección sobre el cráneo de los segmentos cerebrales que manejan dichas funciones. Le costó dos años encontrar una técnica eficiente para estimular las áreas correspondientes pero al final tuvo éxito insertando en ellas agujas de acupuntura y manipulándolas con una técnica especialmente desarrollada para el caso.

Con la excitación del navegante que descubre tierra desconocida y produce párrafos temblorosos en el cuaderno de bitácora, Shunfa cuenta sus dos primeros casos exitosos:

“Era un día de agosto de 1970 y estaba cenando en la casa de un granjero de Jishan. Entonces apareció su madre, una señora de 70 años que sufría dolores espasmódicos en los brazos y las piernas desde hacía varios años motivados por un proceso arterioesclerótico. Como mi anfitrión me pidió ayuda para aliviar sus molestias, tomé la decisión de insertarle agujas en el cráneo, a nivel de su área sensorial. Al día siguiente, la señora dejó de gemir y me contó que ya no tenía esos terribles dolores. Fue asombroso, pero no tanto como lo que ocurrió en diciembre del mismo año, también en Jishan. Conociendo ésta historia, me invitaron a visitar a una mujer que yacía hemipléjica desde hacía 40 días. Cuando la examiné comprobé que su lengua estaba ligeramente desviada a la derecha, su brazo derecho se encontraba totalmente paralizado y apenas podía levantar 10 centímetros su pierna derecha. Entonces coloqué tres agujas sobre el área motora izquierda y las manipulé hasta que la paciente comenzó a sentir un calor cada vez más intenso en los miembros paralizados. Entusiasmado por la obtención del reflejo, le pedí que levantara su brazo...¡y pudo hacerlo! Pero también que intentara pararse y caminar. ¡Y también pudo hacerlo sin ayuda! Era increíble lo que estaba sucediendo, el resultado fue inesperado y muy superior a mis expectativas. Suponía que algo podía pasar, pero nunca imaginé que la respuesta  pudiera ser tan concluyente. Esto me animó a seguir el mismo camino, superando los malos resultados de las primeras experiencias.”   

A treinta años de su desarrollo, la Craneopuntura aprobó con buenas notas el examen y ya se utiliza extensamente en China y en muchos otros países, al tiempo que su campo de aplicación ya suma gran variedad de patologías. Y si bien el resultado más espectacular sigue siendo la recuperación de las secuelas de trombosis, hemorragia o embolia cerebral, es la orientación más promisoria de la terapéutica acupuntural, como veremos al final de este artículo.

Quizás se pregunten cuáles son las líneas ubicadas en el cráneo y qué utilidad puede tener su utilización. Veremos, sucintamente, ambos temas.

Las áreas de estimulación

Algunas ilustraciones serán de utilidad para observar las líneas encontradas por Shunfa y su posible utilidad:

Pueden verse algunas de las áreas más importantes: motora, sensorial, vascular, de los temblores, auditiva y del habla. Ahora veamos la vista posterior:

Aquí se ven las áreas “del pié” (tiene una variedad de aplicaciones), del habla, óptica y del equilibrio. Y por último, las áreas frontales:

Aquí se encuentran el área del tórax, del estómago, del hígado y la vesícula biliar, intestinal y genital.

Aplicaciones terapéuticas

Para resumir la información y dar una idea rápida pero rigurosa de las aplicaciones terapéuticas de la Craneopuntura, nos conviene observarlo en una tabla:

ÁREA

APLICACIONES

Motora

Parálisis y paresias contralaterales, afasia, disturbios de la fonación.

Sensorial

Dolor y adormecimiento contralateral, cefaleas, cervicalgia, zumbidos

Temblor y corea

Temblores (Parkinson) y movimientos involuntarios contralaterales.

Vascular

Hipertensión esencial y edema cortical.

Auditiva

Vértigo, zumbidos, disminución auditiva nerviosa y alucinación auditiva.

Del habla (1, 2 y 3)

Afasia

Motora y sensorial del pié

Dolor y parálisis contralateral de espalda y miembros inferiores, disuria, incontinencia, cistitis, prolapso uterino y de recto, impotencia, colon irritable, diarrea, hiperplasia cervical y lumbar, dermatitis, neurodermatitis,  insomnio.

Óptica

Pérdida visual cortical y cataratas.

Balance

Disturbios del equilibrio (cerebelo).

Estómago

Gastritis aguda y crónica, úlcera gastroduodenal.

Hígado y vesícula

Dispepsia biliar

Tórax

Asma, bronquitis, angina de pecho (coronarias), corazón reumático, taquicardia supraventricular, palpitaciones, respiración corta.

Intestino

Molestias abdominales inferiores de origen intestinal.

Genital

Hemorragia funcional uterina, cistitis, poliuria diabética, impotencia, emisión seminal, prolapso uterino.

La tabla tiene la ventaja de su poder sintético, pero la dificultad de no detallar cada una de las posibilidades terapéuticas. Si enumeráramos las patologías concretas que se deducen de la columna Aplicaciones, la lista sería bastante extensa.

Perspectivas de la Craneopuntura

La aventura que comenzó exitosamente una noche de agosto del 70 en Jishan, China, está apenas en sus comienzos. No sólo tiene un futuro brillante en las aplicaciones detalladas en la tabla anterior, ya sea sola o combinada con el resto del arsenal del que dispone la acupuntura: también está pendiente una continuación del viaje con el mismo coraje que lo originó. Pero ahora, perder de vista la costa e internarse en el mar, significa explorar otras posibles localizaciones craneales de las funciones cerebrales apenas insinuadas en la cartografía exhibida en este artículo.

Y especialmente una: la ubicación del límbico (el cerebro emocional) y sus fuertes relaciones con el resto de la corteza, especialmente con el lóbulo frontal. Ésta parece la clave de la mayor parte de la patología humana, que radica en una vida emocional perturbada, azotada por temblores y tormentas que hacen difícil o imposible la existencia. Entonces, vivir se transforma en una variedad de misión imposible. Y los neurotransmisores (dopamina, serotonina, noradrenalina, endorfinas, encefalinas), esas estructuras determinantes para orientar y equilibrar las actividades vitales incluida la conciencia, se desbarrancan y crean verdaderas tormentas neuroquímicas capaces de producir naufragios y transformar el viaje en una pesadilla desgraciadamente inolvidable.

Acceder al cerebro límbico y al lóbulo frontal desde sus posibles representaciones craneales para poder equilibrarlos, es un nuevo desafío para la Craneopuntura  y la medicina energética. Es lo mismo que tender un puente entre los cerebros izquierdo y derecho para evitar la locura de creer que alguno de ellos es el único verdadero. Y requiere ese coraje que reclama Colón a los verdaderos descubridores de nuevas (y mejores) tierras: es necesario perder de vista la costa conocida y aventurarse mar adentro.

Dr. Carlos Inza (http://www.acupuntura-orgon.com.ar)

 

 

 Este é um sítio para se compartilhar as fontes da vida: conhecimento, amor e trabalho.
This is a site for sharing love, work and knowledge.